Intolerancia a la lactosa Hipolactasia e intolerancia a la lactosa Más información

Hipolactasia

  • La lactosa es el azúcar principal de la leche y productos lácteos. la lactasa es la enzima que hidroliza (rompe) la lactosa en dos azúcares más pequeños, la galactosa y la glucosa, permitiendo su absorción intestinal.
  • La hipolactasia implica una deficiencia de lactasa en la mucosa intestinal.
  • La malabsorción de lactosa describe la incapacidad de la superficie intestinal para absorber lactosa.
  • La intolerancia a la lactosa es el desarrollo de síntomas gastrointestinales como consecuencia de la ingestión de leche o productos lácteos. Estos síntomas incluyen, diarrea, dolor abdominal, gases, etc., y se presentan cuando el organismo tiene dificultad para digerir la lactosa contenida en la leche y los productos lácteos.

La deficiencia de lactasa intestinal reduce la capacidad para digerir la lactosa, que llega al colon donde es fermentada presentándose entonces los síntomas de intolerancia a la lactosa.

Los síntomas más frecuentes de la intolerancia a la lactosa son: dolor abdominal, diarrea, distensión abdominal, flatulencias y nauseas.

Suelen aparecer a partir de los 30 minutos después de haber ingerido alimentos o medicamentos que contengan lactosa. Los síntomas desaparecen entre las 3 y 6 horas más tarde, aunque en algunos casos pueden durar días.

Estos síntomas se deben a que la lactosa no digerida en el intestino delgado pasa al intestino grueso y allí se fermenta por las bacterias de la flora intestinal, produciendo hidrógeno y metano entre otros.

La intensidad de los síntomas varía según la cantidad de lactosa ingerida, la cantidad de lactasa del individuo y su flora bacteriana.

Existen 3 tipos de Hipolactasia:
Primaria

Es el tipo más frecuente y es irreversible. Está correlacionada con la aparición de polimorfismos en la región reguladora del gen de la lactasa, según la variante del gen de cada individuo este tiene o no predisposición a mantener la síntesis de lactasa.

Varía según el origen étnico y no hay un patrón conocido para establecer el momento en el que la actividad enzimática comienza a disminuir.

Secundaria

Se da en individuos con una capacidad de síntesis de lactasa normal. En este caso el déficit de lactasa se debe a un daño en la mucosa intestinal como consecuencia de otra patología digestiva como la celiaquía o la enfermedad de Crohn entre otras.

En estos casos la lactasa es la primera enzima en disminuir sus niveles con el deterioro del intestino y es la última en recuperarse con la desaparición del daño.

Congénita

La hipolactasia congénita o deficiencia congénita de lactasa Es un trastorno raro con muy pocos casos documentados en el mundo. Está determinada por una alteración autosómica recesiva de la región reguladora del gen de la lactasa. Se caracteriza por una reducción importante de la lactasa desde el nacimiento, que persiste durante toda la vida. Si no se diagnostica y trata de forma rápida su pronóstico es fatal.

Alimentos que contienen lactosa

LECHE

Derivados lácteos

Algunos tipos de pan

Margarinas

Chocolate puro

Sopas preparadas

Cubitos de caldo

Fármacos

Conservas de legumbres

Embutidos, caramelos, etc.

La mayoría de los productos de repostería

68%
El mundo
38%
Occidente
39%
EEUU y Canadá
29%
España
Más datos acerca de la incidencia poblacional
Deficientes en lactasa

Se calcula que alrededor del 38% de la población occidental y del 68% de la población mundial es deficiente en lactasa.

Grupos étnicos

La incidencia de la intolerancia a la lactosa tiene una clara distribución geográfica y depende directamente del grupo étnico al que pertenezca el individuo, siendo muy frecuente en poblaciones de color, asiáticas y oriundas de América.

Hipolactasia

En Europa, la zona con más baja prevalencia de hipolactasia se observa alrededor del Mar del Norte y en partes del sur-oeste del Mar Báltico. La prevalencia más alta se encuentra en el sur de Europa y en partes al este de Rusia.

Hipolactasia en España

En España se estima que la prevalencia de la hipolactasia en adultos es, aproximadamente, el 29% de la población.

LacTEST o test de Gaxilosa

Es un método de medición directa de la actividad lactasa. La gaxilosa es hidrolizada por la lactasa en galactosa y xilosa, una parte de la xilosa pasa a la orina donde puede ser medida, representando la cantidad de xilosa excretada una medida directa de la actividad lactasa. Al no contener lactosa se evita la aparición de síntomas que causan malestar.

Test del Hidrógeno Espirado

Es un método de medición indirecta en la que tras suministrar al paciente una dosis elevada de lactosa (25-50 gramos) después de un ayuno. La lactosa sin digerir es fermentada por las bacterias produciendo hidrógeno y metano entre otros. El 20% de estos gases serán eliminados por espiración y esa medida es la utilizada para el diagnóstico.

Test de glucemia capilar

Es un método de medición indirecta que evalúa la evolución de la glucosa en sangre tras una sobrecarga de lactosa (25-50 gramos).

Se requiere de una primera medida de glucosa en sangre tras ayuno y una serie de mediciones posteriores a la sobrecarga de lactosa, el incremento de la glucosa está relacionado con la actividad lactasa.

Biopsia intestinal

Es un método directo pero invasivo ya que requiere de una intervención quirúrgica. Se obtienen varias muestras de mucosa intestinal a través de una biopsia del intestino, que posteriormente se analizaran para medir la actividad lactasa.

Test genético

Es una prueba directa que evalúa la predisposición del paciente a dejar de sintetizar lactasa, en ningún caso dice que ese paciente haya dejado de sintetizar lactasa.

Comportamiento de los distintos test de detección de la intolerancia a la lactosa frente a la biopsia intestinal
Enlaces de interés

 Información sobre la lactosa

 Asociación de Intolerantes a la Lactosa (ADILAC)

 National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK)

 National institutes of Health

Información sobre enfermedades digestivas 

Vídeos

LacTEST

LacTEST®, un nuevo fármaco para el diagnóstico de la malabsorción de lactosa basado en gaxilosa como principio activo.